1968: unos Juegos Olímpicos innovadores y universales



Este acto pretende tratar unos Juegos Olímpicos, los de 1968, que fueron innovadores y universales. Innovadores por los progresos tecnológicos, y universales porque se difundió la imagen por televisión a todo el mundo. Los JJOO de invierno y de verano de 1968, celebrados respectivamente en Grenoble y en México, significaron el comienzo de una nueva etapa caracterizada por una importante y progresiva transformación del movimiento olímpico para encaminarlo hacia una verdadera revolución.

Museu Olímpic i de l'Esport de Barcelona